Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información a través de la Política de privacidad.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Entendido.

Feliz navidad en aragón
publicidad

CD. CASPE, 0 - CF. EPILA, 0

Imagen destacada
Caspe y Epila dos muy serios candidatos a subir a Tercera Division, suman un punto que paradojicamente les aleja un poco mas de los puestos de ascenso

 

La imagen puede contener: personas practicando deporte y exterior

REGIONAL PREFERENTE G-2

CD. CASPE, 0 - CF. ÉPILA, 0

CASPE Y ÉPILA SUMAN UN PUNTO QUE, PARADÓJICAMENTE, LES DISTANCIA UN POCO MÁS DE LOS PUESTOS DE ASCENSO.

Fernando Rosel Lana. Socio del Épila, y seguidor y analista del fútbol regional aragonés.

Caspolinos y epilenses, ofrecieron ayer en la espectacular alfombra de "Los Rosales" de Caspe, un bonito espectáculo futbolístico, dando la imagen de dos equipos de fuste, con mucho oficio, sobrios, bien colocados en el campo, con un despliegue táctico casi más propio de tercera división que de regional preferente, y con los dos técnicos entregados de manera intensa y encomiable, en la dirección de sus hombres durante todo el tiempo que duró el encuentro.

Ambos conjuntos, saltaron al terreno de juego con la lección bien estudiada y aprendida de lo que tenían que hacer, y sabiendo a que rival se enfrentaban, respetándose mutuamente durante todo el encuentro.

En la primera mitad, que acabó sin goles, el juego estuvo muy equilibrado, con un Caspe llevando un poco más la iniciativa, y con un Épila muy peligroso sabiendo estar colocado muy bien en el campo, y practicando el "agazape y la caza en puesto en espera”, saltando en cuanto tenía oportunidad con imprevisibles y peligrosos ataques hacia el área local, aunque sin poner en serio peligro la portería de Mario, gracias a una eficaz y sólida defensa, que resolvía d manera impecable las peligrosas aproximaciones epilenses.

El Caspe llevó peligro por los costados y provocó diversos saques de esquina, de los que no pudo sacar fruto, y las veces que el balón buscaba portería epilense, el meta visitante Fabre, resolvía con solvencia y brillantez la situación.

En lo que respecta al Épila, su centro del campo con Sima, Pablo García y el “calvo prodigioso” Chueca, manejaron muy bien la “sala de máquinas”, logrando conectar balones con el “ratón de campo” Kevin que, dicho sea de paso, hizo una primera parte para enmarcar, llevando de cabeza a toda la defensa caspolina, y haciendo intervenir de manera excelente, a Pablo “tragando saliva”, en una de sus intervenciones a un tiro raso y envenenado del delantero epilense.

En la segunda mitad, el partido fue subiendo de intensidad paulatinamente y, sin llegar a perder posición en el campo, ambos conjuntos se fueron volviendo cada más ambiciosos, y quisieron la victoria. En una de esas llegadas, y nada más comenzar esta segunda parte, el Épila de quedó con jugador menos en el campo, por la expulsión con tarjeta roja directa del defensa Alex, al taponar de manera no reglamentaria la entrada vertical de un delantero caspolino, hacia la portería epilense.

 

 La imagen puede contener: calzado

En este contexto, las arremetidas hacia ambas porterías fueron en aumento, y ambos equipos hicieron méritos para marcar, siendo al final las dos ocasiones más claras las protagonizadas por el Épila que, lejos de arrugarse por quedar con un hombre menos, se fue a por el partido. Sima, casi sin ángulo de tiro, metiendo un balón al segundo palo del portero Mario que cogió efecto encontrando portería, que la madera aliándose con los caspolinos, “escupió” el balón fuera, evitando el tanto cantado, y el delantero Marcos, quien con el balón en los pies y cuando parecía que iba a entrar con él hasta las mismas redes, un oportunísimo y habilidísimo Mario, “sin apenas despeinarse” y “con la sangre fría de un reptil”, le quitó el balón de una manera realmente asombrosa de sus mismísimos pies, tuvieron en sus botas la victoria epilense.

 

Este resultado, hace que paradójicamente, a pesar de sumar ambos equipos un punto, se alejen un poco más de los puestos de ascenso, haciendo perder un puesto al Caspe a favor del Alcañiz, que quedando ahora quinto, y distanciando al Épila de los dos primeros clasificados en tres puntos, a pesar de mantener su tercera plaza.

 

Queda todavía “mucha tela que cortar” en esta apasionante liga, y pensamos que tanto el Caspe como el Épila, siguen siendo junto con otros candidatos de fuste, serios aspirantes en esa bonita lucha por el ascenso.